Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

miércoles, 6 de mayo de 2009



Paradiso

Dolor de tus labios ausentes, lejanos,

vivos en mis tórridos sueños,

pero invisibles en la mañana eterna.

En la noche, un mismo cielo

cobija tus labios y los míos,

tan lejos, tan cerca,

en la negrura sin límites de la ausencia.

Las estrellas contemplan

el llanto de mis labios,

el anhelo de mis ojos,

y te invoco en la oscuridad

como a un faro en la tormenta,

como a una diosa del amor y el deseo.

Te amo, mujer de ojos tremendos,

criatura celeste y lúbrica,

destino último de mis pasos.

Mi barco busca en la noche

el amparo de tus playas desiertas,

la geografía de tus selvas ocultas,

en las que descubrir arcanos lenguajes:

palabras que no digan te quiero,

sino que ese te quiero sean;

palabras, amor, deseos...,

fundidas nuestras almas

en el límpido amanecer

de este dolor gozoso primero.

No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog