Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

sábado, 20 de junio de 2009

El sol en la sucia ventanilla

El sol no sabe de horarios
de trenes ni demás milongas.
El rey del cielo sólo sabe
salir y ponerse,
y luego salir para ocultarse,
así siempre desde antiguo,
aunque siempre diferente.

Miramos al sol cansino
de las tardes de verano
como interrogándolo,
pero el sol no es filósofo,
ni científico, ni teólogo
ni demás esdrújulos términos.
Tampoco responde preguntas:
solo sale para ocultarse
y nos deja colgados,
en el aire ya frío de la tarde,
entre dos interrogantes,
con un enorme vacío a nuestros pies
de respuesta sin pregunta,
ajena toda su Majestad,
adornada de nubes rosáceas,
a cualquier afán terreno
del viajero de trenes.

No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog