Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

lunes, 5 de abril de 2010

Casi toda la historia del hombre se puede reducir, en cualquiera de sus actividades, a la búsqueda de la teta primigenia.

1 comentario:

José María JURADO dijo...

Mejor el útero, ¿no?

Buscar este blog

Archivo del blog