Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

miércoles, 21 de abril de 2010





Había una vez un literato tan huraño y misántropo que sólo saludaba en la ciudad a la estatua de Miguel de Cervantes. Buenos días, don Miguel, murmuraba al pasar a su lado.

**

Hasta el máximo dirigente de la multinacional, justo antes de dormir, deja de pensar en la empresa.

**

¿Por qué los días de mudanza son todos grises, tristes y lluviosos?

**

En muchas ocasiones lo más antiguo se convierte, una vez transcurrido el tiempo necesario para olvidarlo, en lo más vanguardista y rompedor.




No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog