Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

viernes, 30 de abril de 2010

Los usuarios de autobuses, al cabo de los años, deberían poseer parte de la propiedad de los mismos en concepto de usucapión.

**

Un hombre que tiene libros es bueno; si los lee, es mejor; si los presta, hay sitio seguro para él en el cielo.

**

Se empieza no pidiendo permiso para pasar y se acaba invadiendo otro país.

**

De todo se sale en la vida. Tanto, que se sale hasta de la propia vida.

3 comentarios:

Ramón Simón dijo...

Antes de ir al cielo espero que me devuelvan los libros.

José Manuel Gómez Fernández dijo...

Si te devuelven los libros que prestaste, puedes construir con ellos una escalera hacia el cielo de los benévolos. Un abrazo mercurial.

José Manuel Gómez Fernández dijo...

Wikipedia

Buscar este blog

Archivo del blog