Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

viernes, 16 de abril de 2010

¡Qué relación más extraña la que hay entre la espontaneidad y las reglas convencionales! Por ejemplo, ¿qué torero no habrá querido volver del revés la estructura de la corrida o modificar alguno de sus aspectos fundamentales?
En esa lucha entre invención (que es individual) y convención (que es colectiva) surge el impulso artístico y creativo.
El genio obedece a causas muy profundas, muchas veces ininteligibles.
Otro ejemplo: ¿qué hubiera sido de los jugadores de rugby, inventivos o no, sin la locura espontánea de un tipo genial que inventó este deporte modificando a su antojo las reglas del fútbol? Pues que sin su espontaneidad e invención no existiría la convención a la que llamamos hoy con el nombre de la ciudad inglesa que la vio nacer.

No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog