Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

jueves, 22 de abril de 2010




Todo niño ha querido siempre vencer el tedio de la escuela pintándoles bigotes a los ilustres próceres que han ilustrado las páginas de los libros de texto. Quizás lo hagan en venganza por tener que aguantar tantas horas el aburrido relato de sus magníficas hazañas, pronto olvidadas por los pintabigotes.

**

El poder bien aplicado puede tener efectos perversos: si alguien decide instalar música ambiental en los autobuses urbanos, puede tener también la tentación de decidir el estilo de la misma. ¡Qué peligro!

**

A las ocho de la mañana de los viernes ocupan la calle dos generaciones distintas: la de los que vienen de emborracharse y la de los que van a trabajar para pagarle a los de la otra el tratamiento de sus cirrosis futuras.

**

A las once de la mañana del mismo día los futuros cirróticos están acostados durmiéndola, los pobres currantes en el descanso del café y los de la tercera edad, supervivientes de todas las guerras, trabajos y cirrosis, pasean su melancolía y abandono por los parques.


No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog