Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

sábado, 6 de noviembre de 2010

El pisito está muy carito: después dicen que nadie trae hoy hijos al mundo. Pero ¡si el problema es dónde los metes! Véase si no este ejemplo, tomado de una revista de ofertas inmobiliarias: “Piso de 30 metros cuadrados, zona céntrica [siempre están en zona céntrica, aunque estén al lado del aeropuerto], un dormitorio, a/a (traduzco: aire acondicionado), f/c (frío/calor), garaje, trastero, etc. 100 millones, de euros, por supuesto”.

¿Quiere uno un dormitorio más? Nada, pues engrose usted con unos seis millones más el presupuesto. Después dirán que las parejas no quieren casarse o traer hijos al mundo. Y lo más triste es que la natalidad se reduce a una cuestión de ladrillos de más.

“Venga a Clavón Bank, entrámpese para toda la vida con nuestro Hipotecazo [encima cachondeo]”.

“Pobrecito, toda la vida trabajando y cuando ha pagado por fin su pisito y se ha jubilado, el canalla va y se muere”.

Claro que lo mejor es la oferta inmobiliaria en los países pobres: “nada, nada, ustedes quédense ahí abajo muriéndose de hambre entre cuatro paredes tristes. Y no se les ocurra aparecer por nuestro estado de bienestar, porque a lo peor dentro de un tiempo no tenemos ni pensiones para los trabajadores de aquí, con lo que ustedes tendrán que pagarlas con su esfuerzo y con los hipotecazos que les vamos a meter”.

No hay comentarios:

Buscar este blog

Archivo del blog