Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

lunes, 10 de enero de 2011

Romance de la cabalgata de Reyes de Sevilla (5 de enero de 2012)



El alcalde de Sevilla
la historia quiere cambiar:
quiere tres Reinitas Magas
que vayan a desfilar.
Con Melchora y Baltasara
Gaspara relumbrará,
serán reinas de los niños
y los grandes sonreirán.
Fuera la cremallerita,
fuera ya la paridad:
reinen hembras para siempre
y al varón que le den ya
un billete hacia el Oriente
y que nunca vuelva más.
Y aquí ya acaba esta historia
de ciudad tan singular.


____________

P.S.: Al niño de la primera carroza de la cabalgata de reyes de este año en Sevilla, la que va después del Heraldo Real (también entre el vulgo conocido como Gerardo o Pajero Real) le digo que le tengo guardado el caramelazo que me endiñó en la frente para el año que viene. Vale.

6 comentarios:

Las hojas del roble dijo...

Que arte tienes, José Manuel.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Estupendo romance. Y qué sacrificados son los padres llevando a sus hijos a la cabalgata.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Yo exijo que si hay reinas magas, haya también estrellos de la ilusión.
Un abrazo.
P.S: Yo se la tengo guardada a un niño de la carroza de los piratas. Me acordé de Ramón...

Alejandro dijo...

¿Y será su mujer la Melchora anónima de la Cabalgata de Amate?

Yo también se la tengo guardada a dos pequeños mamones... especialmente al que le dio a mi pequeñín, que mi caramelazo en el ojo lo tengo casi olvidado.

Ramón Simón dijo...

José Manuel,prefiero reina antes que reyes en la cabalgata.Todas ellas vestidas con bikini o en topless, y montados sobre camellos, perdón camellas.

Una abraza.

José Manuel Gómez Fernández dijo...

Amigos todos:

El "estrello" de la ilusión podría ser el señor Ponteserrín, ¿no? Desde luego, hace méritos para ilusionar a todos... y a todas. Un abrazo mercurial.

Buscar este blog

Archivo del blog