Se muestran aquí unos textos misceláneos (diario, cuentos, reflexiones varias...) encontrados entre los papeles del periodista Pepeleche, quien decidió abandonar su confortable vida en busca de la iluminación en medio de las cumbres del Himalaya.

lunes, 3 de octubre de 2011

Nulla dies sine linea

(Traducción: "Ningún día sin una línea". Es un aforismo atribuido a Plinio el Viejo.)

   Nadie que no sea escritor sabe el trabajo que nos da a los juntaletras cumplir escrupulosamente todos los días la regla expresada por el dichoso latinajo de las narices.

2 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Anda que no...

Un abrazo

Alonso dijo...

Un abrazo desde el coro de cigarras...

Buscar este blog

Archivo del blog